A un año de su relanzamiento, la OTI se ha constituido como una plataforma única en la región, para la promoción y defensa de las libertades de expresión y prensa e impulsar el desarrollo de nuevos contenidos audiovisuales para audiencias y consumidores que suman cerca de 900 millones de personas. Este mercado aporta anualmente 127 mil millones de dólares, lo que ha dado como resultado que la OTI se convierta en un motor fundamental de crecimiento en la región.