IDC afirmó que el gasto de los consumidores en servicios de telecomunicaciones y TV paga alcanzará 1,7 billones de dólares al cierre de 2017, lo que representa un crecimiento del 1,7 por ciento con respecto a 2016. La compañía cree que el próximo año, los ingresos de los operadores por este tipo de servicios mantengan un ritmo de crecimiento del dos por ciento, superando los 1.700 millones de dólares en 2018.

Más de la mitad de los ingresos del sector (52 por ciento) proviene de los servicios móviles. Este mercado tendrá un crecimiento anual compuesto (CAGR) del dos por ciento anual entre 2017 y 2021, impulsado por el crecimiento en el uso de datos móviles y las aplicaciones máquina a máquina (M2M), indica IDC. Los servicios de datos fijos, que representa cerca del 21 por ciento del total de ingresos, crecerán poco más del cuatro por ciento anual, debido a la necesidad de servicios de banda ancha de mayor velocidad.

Las expectativas para los servicios de televisión por suscripción no son tan alentadoras. IDC indica que el gasto en TV paga se mantendrá estable en los próximos años, a pesar de haberse vuelto una parte importante de las ofertas empaquetadas de servicios. De hecho, un informe que analizaba la situación de Iberoamérica a 2016 señalaba que el número de suscriptores de TV paga se mantenían al alza y también la participación del segmento en ingresos, probablemente debido al empaquetamiento de servicios. El gasto en servicios multi-play, señala IDC, se incrementará cerca de un nueve por ciento en 2017 y un siete por ciento en 2018.

Como era de esperar, los servicios fijos pierden participación en los ingresos con un decrecmiento del seis por ciento anual. Actualmente, la telefonía fija representa cerca del 10 por ciento del mercado global de telecomunicaciones.

El continente americano es actualmente el mayor mercado a nivel mundial, con ingresos por 635.000 millones para 2017, impulsado por los grandes mercados de América del Norte —Estados Unidos, Canadá y México—. En América Latina, y según cifras de la GSMA, sólo el segmento móvil genera 260.000 millones de dólares durante 2016, lo que representa el cinco por ciento del producto bruto interno (PBI).

América es seguido de cerca por Asia Pacífico con 545.000 millones de dólares y Europa, Medio Oriente y África (EMEA), con 492.000 millones de dólares. Para el próximo año se espera una expansión de apenas el 0,6 por ciento anual para la región americana y del 3,5 por ciento y el 1,1 por ciento para Asia Pacífico y EMEA, respectivamente.